Los tratamientos con Lipolaser son ideales para la reducción de grasa localizada rebelde y para una buena tonificación

En ocasiones, la dieta y el ejercicio físico no resultan suficientes para vernos con la silueta deseada.

Hay zonas en el cuerpo en las que se localiza el tejido adiposo rebelde. Para aquellos cuyo problema son estos cúmulos de grasa (es decir, la celulitis, la flacidez…) pero temen someterse a una intervención quirúrgica, la solución ideal es el lipoláser.

La técnica del lipoláser usa un láser de alta precisión. El Lipolaser es una técnica basada en la reducción del tejido graso mediante la aplicación transcutánea de una luz láser que produce la lipólisis o disolución de las células grasas.

Así, hace desaparecer los excesos de tejido adiposo, modelando el cuerpo al que todos aspiramos, libre de celulitis y flacidez.

Zonas a tratar
Permite tratar prácticamente todas las zonas que presenten adiposidades: abdomen, estómago, cartucheras, flancos, brazos, pantorrillas, la zona de las rodillas…

Beneficios

  • Reduce volumen
  • Estimula el metabolismo de la grasa de forma natural
  • Remodela la silueta de forma rápida, segura y eficaz
  • Sus efectos son visibles desde la primera sesión

A pesar de todas las ventajas de este tratamiento estético, es necesario subrayar que no todo el mundo es un buen candidato para someterse a un lipoláser. Si, por ejemplo, lo que se busca es la pérdida de peso general, no es aconsejable, ya que en estos casos no resulta efectivo.

Sin dolor
Se trata de una técnica no invasiva, sin agujas, heridas, ni cicatrices. No se experimenta dolor alguno, ni durante ni después del tratamiento. Lo único que se nota es un ligero “calorcito” durante la sesión en la zona tratada.

Duración de las sesiones
La duración de las sesiones es de 30 minutos sobre cada zona tratada.

Número de sesiones
El número de sesiones dependerá en todo caso del problema y el resultado deseado. Pero lo que sí podemos adelantar es que para obtener un resultado mínimo, se necesitan 8-10 sesiones, con una frecuencia de 2 a 3 veces por semana. Es muy importante además realizar algún tipo de ejercicio tras las sesiones, aunque sólo sea caminar.

Resultados
En función de la profundidad de la grasa inicial, podemos esperar una reducción de hasta 3 cms de contorno